La Guía de SEO más completa

El SEO es una estrategia clave de Marketing Digital de ahí el porqué de esta Guía de SEO. Después de todo, ¿quién no querría aparecer en los principales resultados de búsqueda orgánica de Google? Es donde los usuarios encuentran los enlaces más visibles, así como aquellos a los que acceden con mayor frecuencia, que generalmente no pasan de la primera página de resultados para encontrar lo que están buscando. Y tener una buena estrategia de SEO puede llevarte allí!

Tu sitio, blog o e-commerce se vuelven más conocidos, lo que resulta en autoridad en el mercado, un mayor número de visitantes y mayores oportunidades de conversión. Lo mejor de todo… Puedes lograr todo esto sin tener que invertir en publicidad de pago.

Guía de SEO

A través de las optimizaciones en tus propias páginas y la conexión con otros sitios, puedes mejorar la experiencia de búsqueda y navegación de tus usuarios. Con esta completa guía de SEO, aprenderás todo lo que necesitas saber para alcanzar los mejores resultados en Google!

¿Qué son los motores de búsqueda?

Los motores de búsqueda son sistemas o algoritmos para rastrear, indexar y clasificar el contenido de la web para mostrarlo de forma ordenada en función de las búsquedas de los usuarios.

Cuando nos referimos a los motores de búsqueda, no sólo hablamos de Google, sino también de Bing, Yahoo!, Baidu y otros. Incluso YouTube y Pinterest pueden ser considerados como motores de búsqueda, ya que a menudo se utilizan para descubrir contenido.

Pero Google es el claro líder de la categoría, con casi el 92% de la cuota de mercado de búsqueda.

Cada motor de búsqueda tiene su propia metodología y criterios de clasificación. Pero el objetivo final es siempre el mismo: ofrecer los mejores resultados a lo que los usuarios están buscando.

¿Cómo funcionan los motores de búsqueda?

¿Alguna vez has considerado exactamente lo que hace Google cuando buscas algo? A pesar de que sólo tarda milisegundos, hay un largo proceso para poder mostrar una lista de resultados que respondan a tu pregunta.

En primer lugar, los motores de búsqueda se mueven a través del contenido de la web usando bots, también conocidos como arañas. En Google, se conoce como su Googlebot. Estos bots siguen las conexiones de los enlaces a través de la web, buscando páginas nuevas y actualizadas.

Después, las páginas rastreadas se añaden al índice del motor de búsqueda, que sirve como una amplia biblioteca de contenido de la Web. Allí, las páginas se organizan de acuerdo con la información que el bot recogió sobre ellas, como el tiempo de carga y las palabras clave.

Estos procesos de rastreo e indexación se llevan a cabo continuamente. Los bots siempre están encontrando y organizando el contenido de la web. Pero el orden en el que muestran sus resultados a los usuarios se define a través del ranking. El ranking ocurre cada vez que un usuario busca algo – este es el enfoque del SEO.

De acuerdo con las palabras clave utilizadas en la búsqueda, Google rápidamente recorre su índice para encontrar páginas que coincidan con esos términos y respondan a la pregunta.

Así pues, la clasificación está determinada por la mejor relación entre las palabras clave y una serie de factores de ranking que conforman el algoritmo de búsqueda. Sirven para ofrecer una mejor experiencia al usuario y, como resultado, aumentar la posición de su página en los resultados de búsqueda.

A continuación nos centraremos en estos factores en detalle.

El algoritmo y las actualizaciones de Google

El algoritmo de Google es la combinación de operaciones que definen cómo se clasifican los enlaces en la página de resultados de búsqueda orgánica. Su función es crear una jerarquía de páginas para proporcionar resultados en el orden más relevante para cada usuario.

El algoritmo adopta una serie de criterios para lograrlo y se actualiza continuamente para ser cada vez más relevante.

A través de estas actualizaciones, Google pretende no sólo mejorar la clasificación de los resultados, sino también eliminar o disminuir la posición del contenido malicioso y de baja calidad, que puede perjudicar la experiencia del usuario.

Cada año se producen miles de actualizaciones, pero varias destacan por su impacto en el mercado de la optimización para buscadores. Estas fueron las principales actualizaciones del algoritmo de Google en los últimos años:

  • Panda (2011): penalizó las páginas con contenido de baja calidad que hacían uso de malas prácticas, incluyendo un exceso de palabras clave y granjas de enlaces.
  • Penguin (2012): penalizó a los sitios con enlaces de retroceso de baja calidad y comenzó a valorar a los que recibían enlaces contextualizados de sitios de alta calidad y autoridad.
  • Colibrí (2013): mejoró la clasificación de los resultados centrándose en la coincidencia exacta entre la palabra clave y la intención de búsqueda.
  • Mobilegeddon (2015): la facilidad de uso del móvil se convirtió en un factor de clasificación.
  • RankBrain (2015): añadió al algoritmo inteligencia artificial y aprendizaje automático para comprender mejor las intenciones de búsqueda de los usuarios.
  • Mobile-First Index: comenzó a considerar las páginas móviles como la versión principal para el ranking.
  • BERT (2019): incorporó un sistema de inteligencia artificial especializado en el procesamiento del lenguaje natural para entender cómo buscan los humanos.

Factores de ranking de nuestra Guía de SEO

Se estima que el algoritmo de Google involucra más de 200 factores de clasificación, pero tranquilos, os lo explicamos en esta Guía de SEO. La relación entre ellos determina la posición en las SERP. Google no comparte públicamente estos factores pero ha hecho algunas declaraciones que revelan algunos secretos. Además, el propio mercado realiza estudios para determinar el impacto de acciones específicas en el ranking de la página.

En general, sabemos que hay dos tipos de factores de clasificación: On-page y Off-page.

On-page

Los factores de On-page se encuentran en tus propias páginas. Cuando se menciona el SEO On-page, se refiere a la optimización de estos elementos.

Algunos ejemplos:

  • Contenido
  • Título y meta descripción
  • Etiqueta de encabezamiento
  • Imágenes
  • URLs
  • Rich snippets

Google evalúa estos factores para comprender qué información aportan las páginas y, por lo tanto, cómo indexarlas correctamente. Además, el motor de búsqueda analiza si la página ofrece una buena experiencia al usuario con información relevante.

Off-page

Los factores off-page, por otra parte, son elementos que demuestran el estatus de la página como referencia pero que no se encuentran en el contenido de la misma. El SEO off-page consiste en optimizar la autoridad del sitio para los usuarios y otros sitios web, centrándose en la adquisición de backlinks.

Algunos ejemplos de estos factores son:

  • Número de backlinks
  • Diversidad de backlinks
  • Contexto de los backlinks
  • Menciones de marca
  • Signos sociales
  • Búsqueda directa

Para Google, los factores de este tipo revelan el nivel de autoridad de un sitio. Si una página recibe muchos visitantes a través de búsquedas directas de un nombre de marca y muchos backlinks o menciones de sitios de confianza, se considera que tiene más autoridad en el mercado.

Black Hat vs. White Hat

El algoritmo de Google siempre está mejorando la experiencia de búsqueda de los usuarios. Esto significa no sólo mejorar continuamente los resultados de búsqueda, sino también combatir el contenido dudoso y de baja calidad, conocido como Black Hat SEO.

El Black Hat ha sido un objetivo de Google desde los primeros días de SEO. Cuando el algoritmo era todavía nuevo y tenía muchas lagunas, era fácil jugar con el sistema para obtener un ranking más alto, incluso si no tenías nada que ofrecer.

Las estrategias comunes de Black Hat incluían:

  • Páginas de entrada: páginas optimizadas para redirigir a los usuarios a páginas malintencionadas;
  • Cloaking: páginas que presentan diferentes contenidos a los usuarios reales y a los bots;
  • Granjas de enlaces: páginas que sólo contienen enlaces de retroceso a otras páginas;
  • Relleno de palabras clave: páginas que repiten excesivamente las palabras clave;
  • Textos y enlaces ocultos: páginas que ocultan texto y enlaces al usuario, pero no a los bots;
  • Spam de comentarios: páginas que comentan en los blogs para obtener backlinks.

Estrategias como estas todavía existen. Sin embargo, el algoritmo de Google es cada vez más complejo y más inteligente para identificar el Black Hat SEO. Por ejemplo, un aumento masivo de backlinks de dominios sospechosos en un corto período de tiempo es un indicio de las técnicas de Black Hat.

Cuando esto sucede, las páginas son penalizadas, lo que puede ir desde una caída temporal hasta una prohibición completa. Así que, evita el SEO de Black Hat. Si quiere ganarse la confianza de los motores de búsqueda para garantizar una posición segura y sostenible en las SERP, siga las directrices de SEO de Google. Estas directrices coinciden con el SEO de White Hat, las estrategias de SEO aceptables recomendadas por los motores de búsqueda.

Estas pueden incluir, por ejemplo, la mejora de la usabilidad del sitio, el uso natural de las palabras clave en el contenido, la recepción de backlinks de socios de confianza, entre otras estrategias que presentaremos en esta guía de SEO.

¿Cómo empezar una estrategia SEO?

Para conseguir el tráfico orgánico que buscas, el contenido publicado en tu blog debe ser relevante para alguien. Ya lo sabes, pero ¿cómo encuentra la gente tu contenido? Como cualquier estrategia de marketing, todo comienza con la planificación: ¿cuáles son los resultados que esperas conseguir a través del SEO, a quién intentas llegar, cómo pretendes llegar? Esto preparará el camino para el éxito de tu estrategia.

Además, también debes saber que una estrategia SEO suele dar resultados a medio y largo plazo. No esperes el tipo de retorno inmediato que puede venir de los anuncios y los enlaces patrocinados. Sin embargo, el SEO suele obtener un rendimiento más sostenible a largo plazo.

Teniendo esto en cuenta, echemos un vistazo a los primeros pasos en nuestra Guía de SEO.
Definir los objetivos. El primer paso en la creación de tu estrategia es definir tus objetivos en la optimización de tu sitio, blog o e-commerce. Para hacer esto, primero tienes que saber lo que ofrece el SEO.

  • Aumentando el tráfico orgánico;
  • Generar más pistas;
  • Crear más ventas;
  • Reducir el costo de adquisición de clientes (CAC);
  • Educar al mercado;
  • Aumentar la autoridad de la marca.

Siempre trata de alinear estos objetivos SEO con los macro-objetivos de tu marca. Si tu objetivo es aumentar el conocimiento de la marca, por ejemplo, el SEO puede ayudar con esto colocando el sitio de tu empresa entre las primeras posiciones de Google.

Al establecer los objetivos, también puede identificar las metas y los indicadores clave de rendimiento (KPI).

Si busca una mayor autoridad, por ejemplo, puede utilizar las métricas de la autoridad de dominio y de la autoridad de página. Establece los objetivos que esperas alcanzar a través de estos KPI y cuándo.

De esta manera, mientras ejecutas tu estrategia y después, puedes revisar estos indicadores para saber si estás en el camino correcto para lograr tu objetivo.

Define la identidad de tu comprador (buyer persona)

Otro paso importante de la planificación es definir la identidad de tu comprador (buyer persona). Después de todo, ¿para quién es tu estrategia? ¿Con quién te estás comunicando? ¿A quién traes a tu negocio?

La identidad del comprador es la descripción de una personalidad semificticia que representa a un cliente ideal para tu marca, con preguntas reales, dolores y necesidades, que puedes ayudar a resolver.

Deben basarse en datos reales de los clientes obtenidos a través de encuestas, cuestionarios y entrevistas. La creación de tus perfiles de comprador debe tener en cuenta las diferentes demandas que un cliente puede tener a lo largo de las etapas del embudo.

Esto puede observarse en las palabras clave utilizadas para la búsqueda, más generales en la parte superior del embudo, y más específicas hacia la parte inferior. Pronto tendrás una mejor idea de cómo aprovechar al máximo las palabras clave.

Herramientas de SEO para empezar con nuestra Guía de SEO

Para empezar con una estrategia SEO, necesitas conocer las herramientas básicas. Ayudan a diagnosticar el punto de partida, a basar tu planificación, a realizar optimizaciones iniciales y a comenzar a hacer un seguimiento del impacto de cada acción.

En su mayor parte, estamos hablando de dos herramientas de SEO indispensables: Google Analytics y Google Search Console. Google ofrece ambas de forma gratuita, y jugarán un papel muy importante en la medición de su estrategia. Conozcámoslos mejor!

Google Analytics

Google Analytics es una herramienta de análisis de datos ampliamente utilizada que proporciona una amplia gama de recursos para evaluar el rendimiento de las estrategias digitales. Para el SEO, puede ayudar de varias maneras:

  • Comprender mejor a su público para construir su personalidad de comprador;
  • Identificar las páginas más visitadas y de mejor rendimiento;
  • Monitorear los números de tráfico orgánico;
  • Identificar qué canales generan más tráfico (correo electrónico, social, orgánico, etc.);
  • Comprender el compromiso (tasa de rechazo, páginas por visita, duración de la sesión);
  • Monitorear las conversiones generadas a través de la estrategia de SEO.

Google Search Console

Google Search Console es una herramienta para facilitar la comunicación entre el sitio y Google, que ofrece valiosos informes SEO. Algunos de los recursos incluyen:

  • Descubre si hay algún problema en la indexación de tu sitio;
  • Saber si su sitio ha sido pirateado o penalizado por Google;
  • Monitorear la posición promedio de sus páginas en las SERP;
  • Identificar la tasa de clics orgánicos de sus páginas en las SERP;
  • Identificar qué palabras clave colocan su sitio en las SERP;
  • Identificar qué sitios tienen backlinks a los suyos;
  • Solicitar el rechazo de los backlinks dudosos a tu sitio en Google.

¿Cómo hacer un keyword search?

La búsqueda de palabras clave tiene como objetivo identificar los términos de búsqueda que tienen el mayor potencial para su estrategia, de acuerdo con el volumen de búsqueda, la conversión y la competitividad. Es una de las herramientas clave de planificación para la estrategia SEO y el Marketing de Contenidos. Después de todo, es la forma de identificar las oportunidades de optimización y establecer las prioridades de creación de contenidos.

Un keyword search suele comenzar con una lista de términos relacionados con tu sector, producto y marca. Puedes obtener ideas de Google Analytics y Google Search Console, de las que ya hemos hablado anteriormente, o de las herramientas de palabras clave, sobre las que aprenderemos más a continuación.

Después, esta lista debe ser organizada. Puedes separar los términos más utilizados en cada etapa del embudo de ventas y clasificar la lista según el mayor potencial de tu estrategia.

Digamos que acaba de lanzar un blog en tu sitio y has identificado la palabra clave que dirigirá la mayor cantidad de tráfico hacia él. Puedes empezar con ello y crear un post optimizado para esta palabra clave para atraer más visitantes. Luego, entenderás mejor qué palabras clave son y con qué tipo de término puedes trabajar.

Aqui te dejo un artículo que te puede puede ayudar y sobretodo está centrado en más herramientas SEO, el artículo se llama 9 herramientas para hacer un keyword research gratis.

¿Qué son las palabras clave?

Las palabras clave son la forma en que los usuarios expresan sus preguntas y que activan las páginas indexadas en el motor de búsqueda.

Cuando un usuario busca un término específico, Google busca las mejores coincidencias dentro de su índice de páginas y muestra estos resultados de búsqueda. El orden en que aparecen es el resultado de factores de ranking, como se ha descrito anteriormente.

Por lo tanto, las palabras clave son esenciales en las estrategias SEO, ya que revelan lo que nuestra persona compradora está buscando. Definen el propósito de la optimización de una página, de modo que Google la indexa correctamente según su contenido, la presenta a los usuarios que buscan ese tema y se asegura de que el contenido sea relevante.

Es importante saber que Google emplea la inteligencia artificial para comprender la intención de una búsqueda, la forma en que los humanos se comunican y las variaciones que existen para un término determinado. Esto significa que si quieres optimizar una entrada de blog para «equipaje de mano», por ejemplo, no tienes que preocuparte de usar esta frase exacta en tu texto, y mucho menos repetirla sin parar.

Puedes usar sinónimos, como «equipaje de mano» o «equipaje de cabina», lo que resulta en un texto más variado y atractivo. Así, incluso si el usuario escribe el término de forma incorrecta o una variación del mismo, Google entenderá la intención de búsqueda del usuario y le mostrará tu página.

Por lo tanto, no es necesario preocuparse por la coincidencia exacta de una palabra clave.

Tipos de búsquedas que te enseñamos en esta Guía de SEO

Durante el proceso de compra, las personas pueden utilizar diferentes tipos de búsquedas para resolver sus preguntas. Para crear sus estrategias de SEO y de contenido, es necesario comprender la intención que hay detrás de cada búsqueda para alinear lo que los usuarios están buscando con lo que su marca puede aportarles.

Echemos un vistazo a los principales tipos de búsquedas.

Navegación

Las consultas de búsqueda de navegación son cuando un usuario ya sabe qué sitio está buscando y rara vez cambiará su destino final. Es como si usaran Google como un atajo, en lugar de recordar una URL completa o para encontrar sugerencias relacionadas con ese sitio.

Transaccional

Las consultas de búsqueda transaccional están relacionadas con las compras. Por ejemplo, los usuarios pueden buscar para comprar un producto, encontrar la dirección de una tienda o comparar precios.

Este tipo de búsqueda es valioso porque puede conducir directamente a una venta, ya que el usuario ya está en una etapa más avanzada del proceso.

Información

Las consultas de búsqueda de información son cuando los usuarios buscan información sobre un tema, producto o marca. En este punto, no saben todavía lo que quieren, ya que están al principio del proceso de compra.

Local

Las consultas de búsqueda local tienen un componente geográfico, dentro de una región determinada. Pueden incluir, por ejemplo, usuarios que buscan restaurantes, cines, tiendas, hoteles, escuelas u oficinas, entre otros establecimientos con una ubicación física.

Otros tipos de búsqueda que te explicamos en esta Guía de SEO

Hay otros tipos de búsqueda que un usuario puede realizar, como por ejemplo:

  • noticias;
  • institucional;
  • música;
  • académica;
  • información puntual (tiempo, fecha, etc.);
  • imágenes;
  • videos.